La Hora del Planeta ya ha llegado

En 2007, la WWF y The Sydney Morning Herald llevaron a cabo un evento de gran participación ciudadana para reducir el consumo de energía durante una hora en la ciudad de Sydney: La Hora del Planeta.

El resultado fue un ahorro de energía del 2-10%, una implicación ciudadana de 2,2 millones, y que años más tarde este evento se exportara alrededor del mundo con un único fin: realizar una campaña de sensibilización contra el cambio climático y formar parte de un evento mundial que cada año cobra más fuerza.

¿La cita? El último sábado de marzo a las 20.30h. Los implicados apagarán la luz, de manera voluntaria, durante una hora para crear un gesto simbólico que pueda generar grandes cambios con un compromiso global.

Para poder comprender mejor esta acción, nada mejor que una muestra de las imágenes que se han producido en anteriores ediciones.


Os animo a que no sólo apaguéis la luz, sino a que bajéis los automáticos de casa  o plantéis una nueva forma de darle mayor fuerza a esta iniciativa con un ahorro de energía no sólo este día y a esta hora sino el resto de días. De esta manera, la reducción del consumo eléctrico será realmente eficaz .

¿No es increíble lo que se puede conseguir con un pequeño gesto? 

La idea se ha lavado

Uno de los muchos motivos por los que me gusta viajar es por la cantidad de objetos originales que se pueden encontrar dependiendo de la época, costumbres o país.

Hace unos meses, pude viajar a Friburgo, donde encontré una lámpara ideal para amantes del vino, y donde descubrí el objeto perfecto para los que la inspiración nos llega bajo la ducha.

Se trata de un adhesivo en forma de documento plastificado, para fijar en la mampara de la ducha o en los azulejos del baño, y poder apuntar las ideas con la ayuda de un lapicero resistente al agua.

Se acabó intentar "pintarrajear" la mampara de la ducha con el dedo para intentar recordar esas ideas que no resisten el agua, Novarama ha inventado Duschnotiz, la nota de ducha que resiste el agua y soporta todo lo que le escriban.

¡La idea se ha lavado! Pero perdura... 

Adhesivos decorativos en velas

Es difícil encontrar algún objeto en el que no se pueda dar un nuevo toque con Washi Tape o adhesivos decorativos. Y si no lo creéis, os invito a que naveguéis horas y horas por Pinterest para que veáis las preciosidades que se pueden encontrar con este material.


En mi caso, no he empleado Whasi Tape porque me parece un pelín caro y no me resulta tan fácil de encontrar como los adhesivos decorativos de la socorrida tienda TIGER

Así que con mi última compra en esta tienda y con mis ansias por estrenarlos, pensé ¿dónde los puedo utilizar? Y no encontré nada más a mano que las velas de helado y vainilla de Ikea, y me puse manos a la obra...


Y una vez más, de la manera más sencilla, he vuelto a conseguir un DIY fácil, low cost y resultón. ¿Qué os parece?

ItalSteam, la plancha vertical

Hace varios meses, mi madre me sorprendió con una cajita que prometía un gran descubrimiento y tras escuchar y oir una historia típica de la Teletienda (con demostración incluida) decidí darle una oportunidad y testar ItalSteamla plancha vertical que contenía dicho paquete.


Esta plancha, con estructura de plástico, difiere bastante en el uso de una plancha tradicional. En el interior hay que verter una mezcla de agua con una pizca de sal para evitar que la cal obstruya la salida del vapor de agua. Una vez preparada y enchufada a la corriente, la plancha comienza a expulsar el vapor y podemos comenzar a planchar.

Es aquí cuando empieza lo realmente "divertido". Como se debe planchar de manera vertical, debemos colocar la prenda en una percha que a su vez debe estar sujeta en ¿un gancho? ¿manilla de puerta? ¿mano de un ayudante? para poder comenzar con la labor de planchado.

Como podéis imaginar en estas líneas, no es tarea fácil pero sí cuanto menos curiosa. Cuando llevas un rato en una postura incómoda, optas por planchar de manera horizontal o incluso coger la plancha tradicional...


Pero no todo es negativo para esta plancha. He descubierto que es realmente útil para dos cosas: eliminar pelusas de la ropa y utilizarla como plancha de viaje ya que es pequeña y apenas tiene peso.

No es el regalo más útil y práctico que me han hecho pero creo que podré darle más usos antes acontecimientos que requieran una erradicación total de pelusas o en viajes de más de dos días para que mi ropa esté como recién salida del armario. 

¿Por qué una caja de herramientas?


Sólo algunos sabéis que antes de empezar a escribir y compartir en este blog, comencé mi labor bloguera en ¿Cómo...? Paso a paso. La gran labor de búsqueda de información para llevar al día el blog me quitaba tanto tiempo de mi vida diaria que tuve que abandonarlo. Desde que publiqué mi última entrada, muchos me habéis pedido que vuelva y viéndome incapaz de retomar el ritmo de ese blog he pensado recopilar las historietas con mis vivencias que "tanto" furor causaban.


Pues bien, teniendo en cuenta que Mi casa por el tejado es un blog de temática hogareña, intentaré contar mis vivencias más caseras para que podáis conocerme de manera más personal y para que veáis que las cosas que me pasan tienen relación con vuestras propias vivencias (o eso espero).

Para comenzar esta nueva sección del blog, voy a retomar mi primera historia del hogar de ¿Cómo...? Paso a paso para que sepáis cómo y por qué me hice con mi primera caja de herramientas.


Como todos sabemos y así consta en Wikipedia, la palabra hogar se usa para designar el lugar donde se siente seguridad y calma. Pero, ¿genera seguridad un aficionado con un clavo y un martillo? Seguramente no. Y eso también debió pensar mi padre cuando yo tenía 15 años. 
Había decidido redecorar mi habitación con multitud de cuadros, y sin dudarlo ni un segundo medí y marqué los lugares en los que iría cada clavo. Llevaría unos cinco cuando mi padre, aterrorizado por los golpes, abrió la puerta y me pilló en plena acción de mi sexto clavo. Su mirada lo dijo todo, me quitó el martillo y lo escondió donde no pudiera encontrarlo. No entendí esa reacción pues, no estaba tirando ningún tabique ni abriendo agujeros que comunicaran mi habitación con otras estancias de la casa. Simplemente, apareció reclamando su herramienta y dejando mi decoración sin finalizar. 

Intenté buscar el martillo en los lugares más recónditos de la casa y tras un tiempo buscando sin éxito, me acordé de una de esas compras inútiles que toda mujer hace: unas botas Destroy, con un tacón tan duro y tan ancho como un martillo.  

Terminé mi trabajo con mi nueva herramienta y lo mejor fueron los resultados que obtuve: lo más importante, una decoración al más puro estilo bricomanía, con la que mi habitación adquirió un estilo personal, en la que todavía hoy se pueden ver los cuadros que colgué gracias a aquellos tacones Destroy. Y segundo, que mi padre me regalara, con el tiempo, mi propia caja de herramientas con martillo y taladro incluidos.

Muchas veces, un regalo tiene su explicación y en el caso de mi primer martillo o caja de herramientas, la historia fue esta. 

Hoy compartimos... Entrevistas

Me uno al evento blogger "Hoy compartimos..." en el que 25 blogs posteamos, una vez al mes, una temática común bajo nuestro propio punto de vista.


Este mes compartimos... Entrevistas. Y para ello, gracias a Lorena (organizadora general de este evento), hemos podido realizar entrevistas cruzadas entre las 25 blogueras de "Hoy Compartimos..." para conocernos un poco más. Yo en concreto, he tenido el placer de deleitarme con las recetas de Miss Recetitas, a la que espero conozcáis mejor a través de estas líneas:


¿Quién se esconde detrás de Miss Recetitas? Laura, catalana de nacimiento y andaluza de adopción a la que le apasiona el mundo de la repostería y hace postres tan coloridos y chocolateados como los cupcakes tan de moda ahora.


A mí me ha encantado los cupcakes de Angry Birds pero, ¿cuál es la creación preferida de Miss Recetitas? Las tartas fondant, sobre todo para dar una sorpresa a los más pequeños

Aunque, por lo que podemos ver en sus imágenes, los mayores también caen rendidos a su encanto...


Pero no todo son platos tan "complicados" para los poco cocinillas como yo, y para ello Miss Recetitas nos propone una receta imprescindible para impresionar... La tarta de queso. Además es de mis favoritas y siempre que me veo justa de tiempo y quiero impresionar ¡qué mejor que una cheesecake!  

Puedes descargarte su receta desde aquí.

Si por el contrario buscas algo más sencillo, Miss Recetitas tiene una receta tan mini y aparente como los Mini Croissant tan populares en su blog. Me encantan las recetas rápidas y que te pueden sacar de un apuro, y el hojaldre es un gran aliado para ello. Unas trenzas rellenas de chocolate o de manzana son siempre recetas rápidas y geniales para compartir.


No os alarméis, Miss Recetitas también es humana y he conseguido que me confiese cuál es el postre que se le resiste...  Se me resiste el Swiss merengue buttercream no se cuál es el problema que tiene contra mí pero, ¡no hay manera de que me quede en condiciones....! Por ahora él me ha ganado la batalla pero no la guerra y volveré a intentarlo.

Seguro que para ganar esa guerra, se hace con el material imprescindible de una creación digna de Miss Recetitas pero, ¿cuál es ese material? Mucha paciencia, por desgracia mi cocina es muy muy limitada y abunda más la paciencia que cualquier otra cosa. ¡Ah bueno! Eso sí, unas varillas manuales, no podría vivir sin ellas.

Muchas horas navegando por internet y muchas horas entre fogones, hacen que Miss Recetitas tenga anécdotas muy dispares. ¿Cuál es la más divertida? Una vez andaba cocinando un pescado con mahonesa y bueno, no sé cómo se me resbaló el bote de mahonesa y cayó al suelo. Lo curiosos es que la mahonesa rebotó y volvió hacia arriba y se pegó en el techo... Al mirar arriba para ver dónde había caído, se desprendió del techo y me cayó en la cara... Imagínate las risas que se echaba mi hermano viendo la escena... Jajaja.

Tengo curiosidad por saber, ¿en qué cocina empezó este hobby? En la cocina de mis padres. Desde muy chiquitita, mi madre siempre ha trabajado fuera de casa y mi padre enfermó siendo muy joven, así que tuve que ejercer de ama de casa y disfrutaba mucho metiendome en la cocina, sobre todo con la repostería y comencé mis pinitos... Me queda muchísimo por aprender pero, por el momento, me conformo viendo a los demás disfrutar con mis postres.

Ya por último, y para ayudarnos a decidirnos por un postre por el que privarnos, le pido a Laura que se moje y me diga, ¿cuál es el postre que te censurarías? Ahora mismo tengo prohibido todos los postres ya que estoy a dieta... Los hago pero ¡no puedo probarlos! Menos mal que en casa tengo a unos grandes catadores que me ayudan. 

Laura, espero que la dieta te permita seguir haciendo estos postres tan coloridos y socorridos, y ya si en casa no pueden ayudarte a catarlos, las chicas de "Hoy compartimos..." siempre podemos echar una mano o un bocado.

Ambientador de hogar casero

Ahora que han terminado las fiestas Navideñas y tenemos frascos de colonia para estrenar, apunto de agotar o fragancias que da pena que se desperdicien por no tener ni tiempo ni ganas para utilizar, os propongo este sencillo DIY para crear vuestro propio ambientador casero.


Tan solo necesitaremos un bote de vidrio con tapa (a la que le haremos unos agujeros con la ayuda de un martillo y un clavo), dos cucharadas soperas de bicarbonato sódico y unas gotas de fragancia.

Primero haremos los agujeros en la tapa, yo intenté hacer una especie de calcetín pero mi mala mano con el dibujo y mi vergüenza me impiden enseñarlo... (un simple círculo o un corazón puede ser más fácil y aparente). 

Vertemos en el interior del frasco la cantidad de bicarbonato necesaria y las gotas de fragancia. Si quieres mayor intensidad de olor, puedes echar más fragancia pero procura que no quede muy apelmazado. 

Podéis ver más ejemplos de la decoración de la tapa y frasco en este blog.


De este modo, tendremos un ambientador para el hogar, fácil y útil para colocar en armarios, cuartos de baño, cocinas o cualquier estancia a perfumar.

Si notáis que el aroma no se propaga en la estancia, darle un par de golpes al tarro y notaréis mayor efecto. También, puedes rellenarlo las veces que desees siguiendo los pasos anteriores.

Dar a vuestro hogar un aroma personal no tiene por qué estar sometido a la elección de un ambientador comercial.

"Archivando" la alacena de la oficina

Aunque el título de esta entrada puede ser confuso, tiene dos explicaciones sencillas: una, antes era un aburrido e inútil archivador de oficina y, dos, al sector masculino de mi empresa le gustaría poder archivarlo en un trastero muy lejano.


Como veis, actualmente es un mueble funcional y de bajo presupuesto. Este archivador, cedido por los anteriores inquilinos de nuestra (cada vez más colorida) oficina, estaba destinado a ser utilizado como archivador con el clásico sistema de rieles con carpetas colgantes.


Este uso era poco útil para nosotros y al resignarme a utilizarlo como mueble posa-todo, le di un par de vueltas y actualmente es nuestra "alacena" de oficina.

Aproveché una de las puertas exteriores para hacer la balda interior donde poder colocar el microondas y demás enseres de cocina que veis en la primera imagen. Para la parte inferior, opté por taparla con una vistosa tela de Ikea (la tela de la discordia podríamos llamarla...) y de la cuál os hablé en "A la conquista de un catálogo".

Esta tela, que oculta los productos de limpieza, se abre y cierra con el socorrido sistema de velcro adhesivo (y grapado para mayor fijación).


Como me reclamaron mi heredada-desheredada máquina de coser, tuve que pedir ayuda a la madre de Sara, mi compañera de trabajo, para que ejecutara esta idea, ¡gracias Alicia!

Pues bien, una vez "apañada" la oficina con este mueble funcional de bajo presupuesto y con una tela colorida (somos creativos y yo un poco Almodóvar, qué le vamos a hacer...) va el sector masculino y me dice que es horrible y terrorífica, que prefieren una tela de cuadros rojos y blancos, que vaya gusto tengo y un sin fin de quejas mejor y peor sonantes.

Ante dichos comentarios, sólo puedo pedir ayuda y preguntaos: ¿qué os parece? 

Podéis manifestar vuestra opinión con total sinceridad (no creo que ningun comentario pueda ser peor que los de mis hombretones de efe6) y podéis hacerlo mediante "Me gusta", Tweets y RT o comentarios en el blog. 

¡Dictad sentencia a esta creación que, con tanta ilusión, he hecho para nuestro humilde negocio...!

Besos, Bombones y un Packaging de los de antes

En el corazón del casco viejo de Heidelberg se encuentra el café más antiguo de la ciudad. Fundado en 1863, se convirtió en un punto de reunión entre ciudadanos, profesores y estudiantes. También era frecuente encontrar a jóvenes muchachas de buena reputación intentando relacionarse con los estudiantes de la ciudad bajo la atenta mirada de sus institutrices.

Dándose cuenta de las miradas de flirteo que se profesaban las jóvenes y los estudiantes, Fridon Knösel, el pastelero de esta cafetería, creó "Heidelberg Studentenkuß" (El beso del estudiante de Heidelberg) para que los estudiantes enviaran besos en forma de confites de chocolate mostrando así su amor a las jóvenes.


Muchos años han pasado desde que se creara el primer bombón pero todavía hoy se pueden encontrar en Heidelberg estos deliciosos "besos" llenos de tradición, romanticismo e ingenio con el mismo sabor de hace años.


Si tenéis ocasión de conocer esta pequeña y preciosa ciudad, "Heidelberg Studentenkuß" es una cafetería y tienda de parada imprescindible. Además de deleitaros con el dulce sabor de estos vistosos bombones podréis descubrir la pequeña variedad de diseños que recrean esta tradición.


¿No os parece un bombón precioso con un packaging impresionante? A mí me han enamorado por dentro y por fuera y ¡estoy deseando volver para comprar más!

Si queréis ver otra tienda recomendada de Heidelberg, pinchad AQUÍ.