plazAArtis

Para los que nos gustan las obras de arte pero no disponemos de suficiente capital para hacernos con un cuadro de autor, la opción más cercana para invertir en arte y decorar con obras artísticas nuestro hogar es, sin duda, plazAArtis.


Esta empresa, se dedica a la compra de obras a grandes artistas aún por descubrir. De este modo, hacen copias de gran calidad en una serie limitada, numerada y autentificada de las obras, que permanecerán bajo la custodia de plazAArtis durante un tiempo determinado, acordado previamente por el autor. Pasado el plazo de custodia, plazAArtis venderá el original y repartirá los ingresos de manera equitativa entre los propietarios de las copias.

Si te interesa esta forma de invertir en arte, de descubrir autores con alto potencial y esperar a que, con el tiempo, la obra recobre un valor más allá del sentimental, puedes visitar la página web de plazAArtis para descubrir las joyas artísticas que allí se custodian.

Os recomiendo esta tienda porque, entre otras cosas, el servicio es impecable. Pero sobre todo, os la recomiendo porque plazAArtis ayuda a soñar, da alas a artistas aún desconocidos pero con alto potencial y favorece, también, al comprador que puede ver cómo su inversión crece con la venta de la obra original. Descubre la sección de obras y artistas en plazAArtis y déjate atrapar por un sueño, por el arte y por la económica forma de decorar las paredes de tu hogar.

Antes un cuadro, ahora un reloj de pared

-->
Las maquinarias de relojes dan mucho juego, sobretodo si quieres reutilizar un viejo reloj o realizar tu propio reloj.
En este post, se trata de un cuadro convertido en reloj de pared pero seguro que a ti se te ocurren diferentes posibilidades.


-->

Para realizar tu propio reloj de pared, sólo tienes que reunir los elementos que aparecen en la imagen: un lienzo o cuadro, la maquinaria de un reloj, una cartulina dura, cinta de doblecara, tijeras y un destornillador.

Los pasos siguientes son fáciles de imaginar. Con ayuda del destornillador realiza un agujero con la apertura suficiente como para que las agujas se puedan mover correctamente, con la cartulina refuerza la partera trasera del cuadro, donde colocarás la maquinaria del reloj y que puedes fijar con la cinta de doble cara. Por último, coloca las agujas en el frontal y ya estará listo tu reloj de pared.



-->
A veces los elementos más sencillos, las tiendas de chinos y las tardes creativas pueden ayudarte a hacer DIY tan fáciles como este.
P.D. El mérito no es sólo mío, la mente creativa de este DIY ha sido la de mi progenitora, la paciencia, cosecha propia, y las idas y venidas en el proceso de creación, cosa de mi progenitor…